Make your own free website on Tripod.com

 

Iglesia Adventista del 7º Día - Página de Edgar Huamán Julca

El Nuevo Bautismo

Home
Acerca de mi
Mi Hijo
Imágenes para reflexionar
Mis Creencias
Las 7 Iglesias del Apocalipsis
Historia del Canon del NT
Historia del Canon del AT
Las Bienaventuranzas
La Lluvia Tardía
El Fuego Eterno
El Sellamiento
El Zarandeo
Música y Adoración
Pensamientos
Símbolos
Desde la liberación hasta la 2ª venida
Rebautismo
GRAJAs
Segunda Venida
Mayordomía Integral
Evidencias del Diluvio
Los nombres de Dios en el AT
Imperio Neobabilónico
Imperio Medo Persa
Libros Deuterocanónicos
El Continuo
Las 70 Semanas
Vínculos


Aunque la iglesia no insiste en el nuevo bautismo de aquellas personas que vienen de otras comunidades religiosas, y que fueron bautizadas por inmersión y vivieron desde entonces una vida cristiana consecuente en armonía con la luz que tenían, se reconoce que un nuevo bautismo resulta
deseable.


De conversos provenientes de otras comunidades religiosas.

"Este es un tema acerca del cual cada individuo debe decidir concienzudamente en el temor de Dios. Este tema debe ser presentado cuidadosamente con espíritu de ternura y amor. Además, el deber de instar pertenece no a uno,
sino a Dios; dad a Dios una oportunidad de obrar con su Santo Espíritu sobre la mente, de manera que el individuo se convenza perfectamente y esté satisfecho de dar este paso avanzado. No se permitirá que sobrevenga nunca el espíritu de controversia y contención sobre este asunto. No quitéis la obra del Seor de sus manos para ponerla en las vuestras. Si se trata debidamente
con los que con toda conciencia han hecho su resolución en favor de los mandamientos de Dios, aceptarán toda verdad esencial. Pero se necesita sabiduría para tratar con la mente humana. Algunos necesitaran más tiempo que otros para ver y comprender algunas verdades conexas.
Esto servirá especialmente cierto con respecto al asunto del nuevo bautismo, pero hay una mano divina que los conduce: un espíritu divino impresiona sus corazones, y ellos sabrán que deben hacer, y lo harán  (El evangelismo, p. 274).


De miembros de iglesia y de ex adventistas del 7º día.

Cuando los miembros cayeron en apostasía, y vivieron de tal manera que la fe y los principios de la iglesia fueron violados públicamente, deben, en caso de que se conviertan de nuevo y soliciten ser aceptados nuevamente como miembros, entrar a la iglesia como al principio, mediante el bautismo.
(Véanse las pp. 204, 213.)


El Seor pide una reforma decidida. Y cuando un alma en verdad se ha convertido de nuevo, debe ser bautizada otra vez. Renueve ella su pacto con Dios, y Dios renovar su pacto con ella  (El evangelismo, p. 275).


A veces, los miembros que se mudan a una nueva localidad se vuelven fríos o indiferentes, o incluso abandonan la fe, pero sus nombres todavía permanecen en los libros de la iglesia. Si más tarde recobran su experiencia cristiana y desean ser rebautizados, el pastor o el anciano de iglesia con la cual están ahora relacionados debe comunicarse, antes de bautizarlos, con la iglesia donde están registrados como miembros, notificándole el reavivamiento espiritual del miembro en cuestión, y haciendo los ajustes necesarios en materia de feligresa. Para evitar cualquier confusión, tal persona no deberá ser admitida en la feligresa de la nueva iglesia sin que se den primeramente estos pasos.
 

Manual de Iglesia edición 16 pág. 42

 

Comparte esta página con los hermanos